Encuentran en momias los tatuajes egipcios más antiguos

En los restos, que tienen unos 5000 años, se hallaron imágenes de ovejas, toros y misteriosas líneas.

Published 2 de marzo de 2018 15:02 GMT-3, Updated 5 de noviembre de 2020 04:28 GMT-2

Los antiguos egipcios se tatuaban mucho antes de lo que pensábamos.

Un nuevo análisis realizado en dos momias muestra que ambas llevaban tatuajes. Estas pertenecen a una colección de seis halladas en 1900. Se las bautizó como las momias de Gebelein en honor a la región en la que fueron halladas. Actualmente propiedad del Museo Británico, fueron analizadas de nuevo como parte de un proyecto en curso que se realiza para volver a analizar artefactos valiosos.

Ambas personas datan del período entre 3351 a. C. y 3017 a. C., lo que las convierte en unas de las más antiguas poseedoras de tatuajes. El siguiente ejemplo conocido de antiguos egipcios que llevaban tatuajes aparece más de mil años después.

Tan solo Ötzi, el hombre de hielo, un hombre de las cavernas que data del alrededor del año 3370 a. C., posee evidencia anterior de tatuajes.

A diferencia de los tatuajes de Ötzi, que poseen diseños más geométricos, los tatuajes egipcios son los ejemplos más antiguos conocidos de tatuajes figurativos o tatuajes que representan imágenes. Los nuevos hallazgos están publicados Journal of Archaeological Science.

Lo que inicialmente se veía como una mancha fue analizado nuevamente mediante la generación de imágenes infrarrojas, lo que permite a los científicos observar las marcas en la piel momificada con mayor claridad. En el cuerpo masculino, los científicos detectaron las marcas de un toro salvaje y lo que parece ser un carnero de berbería.

El cuerpo de la mujer posee cuatro símbolos con forma de “S” en la articulación del hombro y una línea con forma de “L” en el abdomen, que los arqueólogos creen que puede ser una duela o un bastón de madera.

Ambos cuerpos muestran tatuajes que fueron realizados en la dermis, la parte más gruesa de la piel, con una tinta realizada a partir de una especie de hollín. Instrumentos de cobre que fueron hallados en regiones cercanas fueron anteriormente señalados como herramientas de tatuado.

LO QUE "DICEN" LOS TATUAJES

El hallazgo sugiere, por primera vez, que tanto los hombres como las mujeres de las antiguas sociedades egipcias poseían tatuajes.

Anteriormente, los arqueólogos habían asumido que solo aquellas que vivieron durante el Período Predinástico egipcio, del 4000 a. C. al 3100 a. C., poseían tatuajes. Esta teoría estaba basada en estatuillas que representaban a las féminas con tatuajes.

Es la primera vez que los arqueólogos encuentran ejemplos de personas que poseen tatuajes en los que se reproducen motivos usados en el arte.

Tanto la imagen que aparece en el hombre como la que aparece en la mujer parecen sugerir cierta relevancia simbólica, pero los arqueólogos no están muy seguros de su significado exacto.

“La oveja es comúnmente usada en el Predinástico (período egipcio) y su significado no se comprende muy bien, mientras que el toro hace referencia, específicamente, al estatus y a la virilidad del hombre”, dice el autor del estudio y curador del Museo Británico, Daniel Antoine.

Las tomografías computarizadas del hombre revelan que tenía poco más de 20 años cuando falleció. Un corte en el hombro y el daño en una de sus costillas sugieren que falleció a causa de una puñalada en la espalda.

¿Y qué hay del significado de los tatuajes de la mujer?

“No creo que haya una buena explicación en este momento”, asegura Antoine. “Tiene como objetivo poner énfasis, pero no estoy seguro de por qué. Quizás intentaba poner atención sobre una duela curva en la parte inferior. Se trata de un período previo a la escritura, por lo que solo podemos hacer comparaciones”, agrega.

El estudio sugiere, además, que la ubicación de los tatuajes en el hombro y el abdomen de la mujer significa que esta era alguien que poseía conocimiento religioso o un estatus elevado.

“Analizar los tatuajes con mayor profundidad puede ayudar a los arqueólogos a comprender mejor el temprano lenguaje visual de Egipto”, concluye el curador.

Seguir leyendo