Vea cómo estas ciudades se encienden por la noche

Los perfiles arquitectónicos son el deleite de los fotógrafos. Sin embargo, mientras las ciudades disfrutan del resplandor, algunas están intentando remediar un efecto secundario: la contaminación lumínica.

Publicado 8 de feb. de 2018 18:17 GMT-2

Desde el espacio por la noche, Las Vegas es la ciudad más brillante de la Tierra. Pyongyang, Corea del Norte, es la más oscura.

La era industrial transformó a las ciudades, haciendo que estas brillen con luz. A finales del 1800, como parte de la revitalización de París, el planificador urbano Georges-Eugène Haussmann hizo instalar 20.000 luces a gas en sus calles. Según consta, él siguió el lema “la luz ante todo“. Desde entonces, París lleva el apodo de la Ciudad de la Luz, y otras dos docenas también lo han reclamado, tales como Búfalo y Nueva York de fines de siglo, con sus nuevas avenidas iluminadas.

Las tecnologías cambiantes han hecho a las ciudades aún más brillantes, a medida que las luces han pasado del aceite de ballena al gas, a la electricidad y al LED. Pero esos avances trajeron una consecuencia, la contaminación lumínica. Alrededor del 80% de nosotros vive en un área que está bañada de luz artificial por la noche. En América del Norte y Europa Occidental, ese porcentaje se eleva al 99%. La contaminación lumínica afecta tanto a la naturaleza como a los humanos, perturbando nuestros ciclos de sueño, y aún los patrones de cacería de los animales nocturnos.

A medida que las ciudades alrededor del mundo optan por la iluminación LED, que usa significativamente menos energía que las lámparas incandescentes convencionales, esto también ha contribuido a un descubrimiento. Un estudio reciente sugiere que los LED utilizados en las luces de la calle agravan los efectos perturbadores del resplandor con sus luces azules de alta intensidad.

Muchas ciudades están respondiendo con soluciones. El movimiento “apagón”, cada vez más popular alrededor del mundo, alienta a los edificios de oficinas a apagar las luces por la noche para evitar que las aves migratorias choquen contra las ventanas iluminadas. España y los Países Bajos han comenzado a experimentar con la iluminación activada por movimiento en las calles de la ciudad y en los campus de las universidades. Seattle, una pionera en la conversión de lámparas de calle tradicionales a LED, ha comenzado a corregir el curso, reemplazando los LED de luz azul penetrante con versiones de luz blanca más suave.

Y París, la cual alguna vez estuvo a la vanguardia de la iluminación urbana, en los años recientes, ha dado pasos valientes hacia la atenuación de las luces. En 2013, el gobierno francés aprobó una ley que requiere que todos las empresas y edificios del país apaguen sus luces entre la 1 y las 7 AM.

A pesar del impacto de lo que podría ser una superabundancia de luz, la luz todavía representa una promesa, y la atracción de un paisaje urbano iluminado es irresistible, especialmente para los fotógrafos. El desafío de capturar esa quisquillosa luz por la noche puede ser gratificante, cuando todo va bien. Le pedimos a nuestra comunidad YourShot que nos muestre #citylights y sus perspectivas sobre iluminación, lo que se extendió desde la contaminación lumínica hasta las técnicas creativas de iluminación y tomas etéreas de ciudades que brillan en el crepúsculo.

Vea más fotografías de perfiles arquitectónicos de ciudades y de diseño arquitectónico en nuestra galería #urbanheights.

Este artículo es parte de nuestra serie Expediciones urbanas, una iniciativa que es posible gracias a una subvención de United Technologies a National Geographic Society.

 

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados