#NGXplorers: Encuentran nuevas especies de dinosaurios en el sur de Argentina

El paleontólogo argentino Matías Motta realizó una expedición en la provincia de Río Negro donde encontró dos nuevas especies de dinosaurios carnívoros de unos 90 millones de años, cocodrilos, tuátaras y una tortuga acuática.

Publicado 8 de febrero de 2019 14:28 GMT-2, Actualizado 5 de noviembre de 2020 04:28 GMT-2

Un meteorito impacta contra la Tierra. Elimina casi todo lo que está a su paso. Y, millones de años después, los científicos aún siguen descubriendo huellas que permiten reconstruir el pasado de nuestro pasado.

En 2013, en el marco de una campaña a un afloramiento en Río Negro, Fernando Novas, doctor en Paleontología argentino e investigador del CONICET, encontró una destacada cantidad de fósiles en la zona de Campo de Violante. Estos restos pasaron muchos años sin ser estudiados hasta que un joven recién recibido de la Licenciatura en Paleontología decide continuar con la iniciativa.

El paleontólogo y explorador de National Geographic Matías Motta realizando la meticulosa extracción de fósiles en Río Negro, Argentina.

Fotografía de Federico Brissón Egli

El paleontólogo argentino y explorador de National Geographic  Matías Motta, pensó que la organización de su primera campaña de investigación lo iba a “exceder”. Muy lejos de darse por vencido, lo transformó en su próximo “gran desafío” y junto a un equipo del Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, se lanzaron a la proeza.

“Lo más importante que encontramos son los dinosaurios carnívoros en una gran variedad de formas”, reconoce Motta. Pero, él subraya dos en particular: una nueva especie de dinosaurio chico (1 metro y medio de largo) y otra nueva especie de dinosaurio grande (de unos 12 metros de largo).

En la imagen superior, se pueden observas las piezas de raptor encontradas y el dibujo de referencia detrás de cómo habría sido su extremidad casi completa. Abajo, la referencia de tamaño de la garra encontrada junto a una moneda de 1 peso argentina.
Fotografía de Matías Motta

Una pequeña garra del Overoraptor chimentoi comparada con una moneda.

Fotografía de Matías Motta

Si bien ambos aún se encuentran en estudio y esperan una nomenclatura oficial por parte de la comunidad científica, Motta pudo aportar algunas primeras descripciones de ambos. “El dinosaurio pequeño sería una especie de raptor (dinosaurios carnívoros similares al famoso Velociraptor), con uñas y garras largas en los dedos del pie. Y una de sus características particulares es que cuenta con brazos muy largos. En general, es una característica que acerca a estos dinosaurios raptores a las aves. Sus pies delgados y alargados indican que podría haber sido un buen corredor”, explica el investigador.

En cuanto al dinosaurio grande, el paleontólogo cuenta que hallaron “un montón de fósiles tanto del cráneo como de las vértebras, costillas, brazo y mano”. Todo estos están bien preservados y Motta cree que podrán aportar “mucha información anatómica de él y de toda su familia (Carcharodontosauridae)”. Este grupo de enormes carnívoros vivieron en el Hemisferio Sur y se estima que “compitieron” y “superaron en tamaño al famoso Tyrannosaurus rex”, indica Motta en un informe adjunto.

Sin embargo, y a juzgar por los descubrimientos del explorador y su equipo, estos dos ejemplares de unos 90 millones de años de edad, no vivieron solos en la zona durante el Cretácico superior. Los fósiles de otros ejemplares de la fauna circundante surgieron en este mismo afloramiento. 

¿Cómo se prepara una garra de dinosaurio de 90 millones de años para su estudio?
Durante una expedición paleontológica llevada a cabo en el norte de la Patagonia argentina se hallaron restos de una nueva especie de raptor. Por su gran fragilidad, fueron transportados al laboratorio para su preparación.

Dinosaurios y algo más

“Encontramos una especie nueva de cocodrilo, que también está en estudio”, cuenta Motta. Este tendría unos 4 metros, probablemente habría sido carnívoro, de agua dulce con presencia terrestre. No solo hallaron una destacada cantidad de placas óseas que están por debajo de las escamas de estos animales, sino también partes del cráneo, vértebras y partes de sus patas, manos y cola. “Los dientes puntiagudos indican que era carnívoro y que probablemente se alimentara de pequeños animales que se acercaban a beber agua en los ríos y arroyos de la zona”, agrega el explorador.

En esta imagen producida por el explorador Matías Motta se pueden encontrar las siluetas representativas de todos los ejemplares de los que se descubrió alguna pieza fósil. Los de color verde se tratan de nuevas especies. Descubrimientos:  1 - Nueva especie de raptor.  2 - Nueva especie de carcharodontosaurido.   3 - Tuátaras, lagartos y peces.  4 - Dinosaurios herbívoros saurópodos y ornitópodos.  5 - Cocodrilo.  6 - Tortuga acuática.  7 - Dinosaurios carnívoros de diferentes familias.
Fotografía de Matías Motta

“Este era un sistema Delteaico, es decir que, en esta zona de Río Negro, alguna vez, fue parecida a lo que hoy se ve en el Delta del Tigre aunque con grandes bosques. Todo lo que es Neuquén, el sur de Mendoza, el oeste de La Pampa y el norte de Río Negro estaba invadido por el mar Pacífico. Y todos los ríos que desembocaban allí generaban estos sistemas de delta”, explica el paleontólogo.

Matías Motta sostiene restos del pie de la nueva especie de dinosaurio carcharadontosauridae.
Fotografía de Mariel Castro

Por eso, en esta investigación, también dieron con  una nueva especie de tortuga, de unos 70 centímetros de largo, de la que encontraron placas de caparazón y huesos. Además, hallaron lo que sería una  nueva especie de tuátara que aún no tiene nombre específico; restos de lagartijas y  escamas de peces que indican su presencia en la época; y otras piezas fósiles de especies de dinosaurios carnívoros y herbívoros ya conocidas que aportarán más información sobre sus características y posibles comportamientos.

El equipo que acompañó a Motta –de unas 14 personas- trabajó codo a codo con el explorador para poder dar con más de 300 huesos fósiles en un mismo afloramiento.
Fotografía de Julia D´Angelo

Grant National Geographic Society - Matías Motta – Equipo científico: 

National Geographic Explorer, Lic. Matías J. Motta (Becario Doctoral. MACN - CONICET) - Dr. Fernando Novas (Investigador Principal. MACN - CONICET) -Técnico Marcelo P. Isasi (Técnico Principal. MACN - CONICET) - Dr. Federico L. Agnolín (Investigador Adjunto. MACN - CONICET) - National Geographic Explorer, Lic. Alexis M. Aranciaga Rolando (Becario Doctoral. MACN - CONICET) - National Geographic Explorer, Lic. Sebastian Rozadilla (Becario Doctoral. MACN - CONICET) - Técnico Federico Brissón Egli (MACN - CONICET) - Técnico Carlos H. Alsina (MACN - CONICET) - Lic. Mauricio Cerroni (Becario Doctoral. MACN - CONICET) - Lic. Jordi A. García Marsà (Becario Doctoral. MACN - CONICET) - Lic. Adriel R. Gentil (Becario Doctoral. MACN - CONICET) - Lic. Julia de Angelo (Becario Doctoral. MACN - CONICET) - Sr. Gabriel Lio (MACN) - Sr. Gerardo Alvarez Herrera (MACN)

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados