Espacio

Eclipses lunares: lo que hay que saber

Descubre por qué ocurren las lunas de sangre y cómo las personas han interpretado los eclipses lunares a lo largo de los siglos. Viernes, 18 Enero

Por Victoria Jaggard

De vez en cuando, la esfera plateada de la luna llena sufre una transformación dramática. La oscuridad se desliza a través de la cara lunar, y durante un tiempo, la luna entera puede tener un color rojo sangre intenso.

Esto es lo que se conoce como un eclipse lunar total, cuando la luna, el sol y la Tierra se alinean exactamente de la manera correcta para que la luna sea envuelta en la sombra de la Tierra. Este fenómeno cósmico ha encantado o aterrorizado a la humanidad a lo largo de la historia registrada y los astrónomos han aprendido cómo rastrear los movimientos celestes para predecir cuándo ocurrirá un eclipse lunar con años o siglos de anticipación.

Bajo una luna de sangre

Los eclipses lunares ocurren cuando la luna se mueve detrás de la Tierra, desde la perspectiva del sol. Cuando la parte más oscura de la sombra del planeta se traga completamente la luna, vemos un eclipse lunar total. Su punto máximo, llamado totalidad, puede durar hasta una hora y 47 minutos, mientras que el eclipse total puede durar unas seis horas desde el principio hasta el final cuando la luna se desliza detrás de la Tierra y luego emerge del otro lado.

Durante la totalidad, el orbe lunar cambia de color y se vuelve amarillo, anaranjado rojizo o incluso un carmesí profundo, por lo que un eclipse lunar total a veces se llama luna de sangre. Este efecto de aspecto siniestro aparece porque la luna no genera su propia luz y lo que normalmente vemos como luz de luna es realmente la luz reflejada del sol.

Mientras que la mayor parte de esa luz solar se bloquea durante un eclipse lunar total, parte de ella se inclina y se dispersa a medida que se filtra a través de la atmósfera de la Tierra, de modo que sólo las longitudes de onda más largas y más rojas la atraviesan. El color exacto que vemos en la luna depende de la cantidad de polvo que hay en la atmósfera terrestre, ya que el polvo puede absorber más luz filtrada y, por lo tanto, profundizar el tono de la luna eclipsada.

Diferentes tipos de eclipses

Los eclipses lunares totales solo pueden ocurrir cuando la luna está llena, lo que significa que pueden coincidir con otros fenómenos de la luna llena, como las superlunas, lunas azules y lunas de cosecha. Pero aunque normalmente vemos una luna llena al mes, no todos los meses se produce un eclipse lunar. Esto se debe a que la órbita de la luna alrededor de la Tierra está un poco inclinada y solo pasa a través de la sombra en forma de cono del planeta en momentos específicos.

Esa inclinación es la razón por la cual cada eclipse puede verse en diferentes momentos y desde diferentes lugares de la Tierra, aunque los astrónomos han notado que los eclipses lunares siguen un patrón a largo plazo llamado el ciclo de Saros que hace que los eclipses compartan atributos similares a través del tiempo.

Además, no todos los eclipses lunares cubren completamente el disco de la luna. Durante un eclipse lunar parcial, sólo una parte de la luna pasa a través de la parte más oscura de la sombra de la Tierra, llamada la umbra y el resto de la luna permanece iluminada por el sol. Y durante un eclipse penumbral, toda o parte de la luna pasa a través de la parte más brillante de la sombra de la Tierra, y vemos muy poco efecto aquí en la Tierra.

Mitos del eclipse lunar

Hoy en día, los eclipses lunares son motivo de celebración y muchas personas organizan fiestas para observar eclipses e incluso viajan grandes distancias para verlos en persona. Pero los eclipses pasados han provocado una serie de mitos y leyendas relacionadas con interpretaciones más coloridas del acto de desaparición de la luna.

Los incas, por ejemplo, contaron historias de un jaguar atacando a la luna y volviéndola sangrienta, mientras que los mesopotámicos creían que los demonios asaltaban la luna. Y la gente de Batammaliba en Togo y Benin interpreta a un eclipse lunar como el sol y la luna trabajando a través de un pleito.

Gracias a nuestra comprensión de la danza en curso de la dinámica orbital, los astrónomos pueden calcular cuándo deben haber ocurrido los eclipses en el pasado. Al comparar esas fechas con las cuentas escritas, los científicos pueden determinar cuándo debe haber ocurrido un eclipse lunar total durante un momento de relevancia histórica.

Disfruta de los eclipses lunares totales mientras duren: Las mediciones de la distancia entre la Tierra y la luna muestran que nuestra compañera lunar se está alejando de nosotros en espiral  casi 3,8 centímetros por año. En mil millones de años más o menos, la luna estará demasiado lejos para ser completamente envuelta por la sombra de la Tierra y las lunas de sangre se convertirán en materia de leyenda.

FUENTES
NASA: Página de Eclipse Lunar.
NASA: Periodicidad de las Eclipses Lunares.
NASA: Eclipses Lunares de Interés Histórico.
NASA: Medición de la Distancia de la Luna.
Universidad de Rochester Departamento de Física y Astronomía.