Espacio

Es posible que la arena marciana esté hirviendo: vea la acción explosiva

Un proceso geológico recientemente descubierto podría ayudar a explicar de qué modo el agua crea barrancos estacionales en las laderas estériles de Marte. Miércoles, 13 Diciembre

Por Michael Greshko

Durante los últimos cinco años, los científicos han mirado con curiosidad la superficie de Marte, hechizados por los barrancos grabados en el paisaje, aparentemente por las corrientes de agua salada.

Sin embargo, un estudio nuevo demuestra que estas formaciones y otras similares pueden estar talladas por un proceso diferente a todo lo visto en la Tierra: agua de deshielo hirviendo que arroja suciedad como cuando explotan palomitas de maíz.

El proceso geológico inesperado, descrito el 2 de mayo en la revista Nature Geoscience, se recreó en el laboratorio durante un día marciano simulado. El hallazgo podría ayudar a explicar las líneas recurrentes de inclinación en Marte, barrancos enigmáticos que han hecho pensar arduamente a los científicos planetarios desde su descubrimiento en 2011.

Los colores oscuros de los barrancos, el crecimiento incremental y los suelos llenos de depósitos de sal sugieren que en el Marte moderno circula agua salada, que proporciona potencialmente hábitats para una vida miserable en Marte.

Lo que sí sigue siendo un misterio es cómo se forman exactamente estos barrancos, en gran parte porque la superficie del planeta es extraordinariamente hostil para el agua líquida. La atmósfera de Marte es completamente seca y más de 50 veces más delgada que el aire en la cumbre del Monte Everest.

En esas condiciones raras, el agua hervirá a temperaturas de hasta cero grados centígrados, asegura el líder Marion Massé de la Universidad francesa de Nantes.

“Lo que no tenemos en Marte son videocámaras que observen estas características; sería increíble si pudiéramos tenerlas”, añade el coautor del estudio Susan Conway, de la Universidad de Nantes.

Desconocemos qué está sucediendo en pequeñas escalas de tiempo. ¿Cómo se forman? ¿Cómo crecen?

(No) Bajo presión

Para probar cómo circularían los barrancos del agua que gotea por una ladera de Marte, Massé, Conway y sus colegas instalaron colinas simuladas en Large Mars Chamber (gran cámara marciana) en la Universidad inglesa Open University. La instalación es una cámara de descompresión de acero como las que utilizan los buceadores.

A presiones y temperaturas similares a las de la Tierra, de aproximadamente 20 °C (68 °F), el agua derretida de un cubo de hielo goteaba por una rampa cubierta con una capa delgada de tierra arenosa que iba oscureciendo la arena sin moverla.

Sin embargo, una vez que el equipo imitó la configuración en presiones de aire similares a las de Marte, sucedió algo inesperado: el agua se derritió y filtró en el suelo; luego comenzó a hervir, y arrojó arena por la colina hasta una pila en frente de la orilla principal del agua.

El agua continuó circulando hacia abajo y pasó la cresta, lo cual creó otras pilas y crestas. Este proceso eventualmente formó canales con crestas elaboradamente formadas de aproximadamente 30 centímetros (un pie) de largo que son notablemente similares a las líneas de inclinación.

A pesar de que los investigadores sabían que el agua hierve a presiones de aire similares a las de Marte, su efecto sobre el movimiento de la arena les tomó completamente por sorpresa. “No lo esperábamos”, asegura Conway. “Nos amontonamos alrededor de las cámaras, diciendo, ¡qué increíble! Esperemos que no sea un hecho aislado

¿Era el agua que esperábamos?

Massé y Conway sostienen que el proceso recientemente descubierto, que también funciona con las salmueras saladas, sugiere que hasta una pequeña cantidad de agua puede mover grandes cantidades de arena, lo cual sostiene la idea de que el agua líquida esculpe las líneas de inclinación recurrentes, aunque quizás no en la forma se pensaba originalmente.

Sin embargo, los expertos externos, son más cautos, en gran parte debido a que el experimento se simplificó con el diseño. Jennifer Hanley, del Observatorio Lowell, experta en el comportamiento del hielo en otros mundos, señala que el experimento se llevó a cabo solamente en una temperatura óptima del verano marciano. Pero las líneas de inclinación recurrentes también se forman durante la primavera marciana, cuando las temperaturas de la superficie son más frías.

Un gran obstáculo para la solución del misterio en última instancia es que no contamos con una forma segura de ver de cerca las líneas de la pendiente. Incluso la "Mars Recinnaissance Orbiter" de la NASA, que tiene la cámara de más alta resolución que actualmente se encuentra en órbita alrededor del planeta rojo, no tendría una visión lo suficientemente clara.

Además, ni siquiera se puede pensar en la utilización de un robot explorador para conseguir una imagen más cercana. La NASA está manteniendo a sus robots alejados de las líneas de inclinación recurrentes ante la posibilidad de que las máquinas contaminen los sitios con vida terrestre, al arrojar pruebas de vida marciana o incluso al instigar una invasión extraterrestre microbiológica.

“Conocemos organismos que, de hecho, podrían vivir en estos ambientes altamente salinos”,afirma Hanley.

“Es muy tentador, pero ¿cómo podemos ir en busca de estas cosas sin presentar nuestros propios prejuicios o sin presentar posiblemente la vida?”

Incluso así, “Pensé que comprender algo de lo que no estamos seguros era un buen uso de los datos de laboratorio”, añade. "Definitivamente es algo que tenemos que tener en cuenta [cuando] tratamos de comprender estas circulaciones de líquidos".

Siga a Michael Greshko en Twitter.

Articulo original publicado el 2 de Mayo de 2016.

Seguir leyendo