Si Venecia está inundada de turistas, ¿por qué no visitar estas otras ciudades flotantes?

Estas históricas ciudades portuarias pueden competir con la "ciudad de los canales" de Italia. Recórrelas y descubre cómo ser un turista responsable. Tuesday, May 28

Por Caitlin Etherton
Ver galería

Venecia se ha robado el corazón de los turistas durante cientos de años. En esta ciudad costera, una obra maestra artística y arquitectónica, se encuentran los emblemáticos Puente de Rialto, el Gran Canal y la Plaza de San Marcos. Pero, ¿qué sucede cuando los canales rebasan de turistas más que de agua? Venecia recibe alrededor de 30 millones de visitantes al año, y el sobreturismo no solo afecta el clima romántico de la ciudad. El tráfico pesado de cruceros y botes está contaminando su delicada laguna, y los lugareños se están yendo debido a los valores desorbitantes de las propiedades.

Si bien Venecia siempre será una joya del Adriático, los turistas pueden preservarla buscando destinos alternativos, aunque igualmente asombrosos. Conozcamos estos puertos, recorriendo opciones desde China a Bélgica. 

Annecy, Francia

Apodada la "Venecia de los Alpes franceses", Annecy es un laberinto de castillos medievales, cisnes y encantadoras pasarelas. Sus canales de aguas cristalinas reciben el agua del río Thiou y el lago Annecy, considerado uno de los lagos más limpios de Europa. Compra caquis regionales, pan fresco y raclette en el mercado de Annecy, o alquila un bote y viaja al medieval Palais de l’Ile. En marzo, no te pierdas el Carnaval de Venecia y la producción espectacular de los desfiles de disfraces; En agosto, puedes presenciar el espectáculo pirotécnico más grande de Europa en el festival anual del lago de Annecy. Consejo para un viaje sostenible: preserva el lago d’Annecy para cuidar a las nutrias y truchas que viven en él, y elije un protector solar ecológico cuando nades en las playas. Aquí te presentamos algunas alternativas al protector solar que contamina el agua.

Suzhou, China

La antigua ciudad china de Suzhou, aproximadamente a una hora y media al oeste de Shanghai, tiene una extensa red de canales, jardines acuáticos y barrios aptos para embarcaciones. El Gran Canal de Jing-Hang, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tiene más de 2.000 años de antigüedad y se extiende unos 1.900 km a lo largo del delta del río Yangtze, lo que lo convierte en el canal más largo y antiguo del mundo. Pasea por los antiguos puentes de piedra hasta el templo Hanshan, que data del siglo VI, recorre en góndola los jardines de Mudu o cruza los 49 puentes simbólicos de Tongli. Consejo para un viaje sostenible: contribuye a la economía de la comunidad con una visita a una casa de té junto al agua, donde podrás disfrutar de la exquisita comida local.

Estocolmo, Suecia

Conocida como una de las ciudades más ecológicas de la UE, la deslumbrante capital sueca está formada por 14 islas interconectadas. Explora Estocolmo en ferries, kayaks y catamaranes que funcionan con energía solar. El Palacio Real, el casco antiguo, el museo Fotografiska, el Ayuntamiento y Södermalm pueden observarse desde el agua. Naturalmente, como ciudad nórdica, Suecia es un gran destino en cualquier época del año. A diferencia de su contraparte italiana, los canales de esta "Venecia del Norte" se pueden disfrutar en patines de hielo durante los meses más fríos. Consejo para un viaje sostenible: es fácil contribuir a la ecología en una ciudad con eco-taxis, autobuses de biocombustibles, trenes de alta velocidad y más de 645 km de carriles para bicicletas. En abril puedes visitar la Vintagemässa, la primera y única feria de ropa vintage de Suecia, y una manera inteligente de reducir los desperdicios que genera la moda pasajera.

Brujas, Bélgica

La ciudad capital de Brujas fue fundada por los vikingos, y luego se convirtió en un centro medieval de comercio textil. Durante siglos ha exportado cerveza belga, delicados encajes y telas flamencas a través de sus románticos canales. Entre los puntos más destacados de la zona de los canales, se encuentran la Basílica de la Santa Sangre, el Groeningemuseum y la cervecería Huisbrouwerij De Halve Maan. Cada tres años, en Brujas se desarrolla una Trienal de baile, música e instalaciones de arte a lo largo de los canales de la ciudad y las calles empedradas. Consejo para un viaje sostenible: durante el festival de 2018, se confeccionó una ballena de cinco toneladas con residuos plásticos extraídos del océano. Sigue el ejemplo de la ciudad y aprende a hacer tu próximo viaje sin usar plásticos de un solo uso.

Udaipur, India

Rodeada de las siluetas brumosas de la cordillera de Aravalli, la ciudad de Udaipur, al oeste de la India, es un sitio repleto de palacios reales, ghats para tomar baños ritualísticos y lagos artificiales, el más antiguo de los cuales, el lago Pichola, fue construido en 1362. No te pierdas el hermoso City Palace, el palacio Jag Mandir y el museo arqueológico de Ahar. Las opciones de alojamiento van desde los hoteles de la zona costera, cuyos dueños son locales, hasta el lujoso Taj Lake Palace, un hotel flotante de cinco estrellas y residencia real. Consejo para un viaje sostenible: el maharana (custodio) actual de Udaipur, Shriji Arvind Singh Mewar, apoya activamente el uso de energía renovable. Contrata barcos y rickshaws con energía solar siempre que puedas.

Tigre, Argentina

Ubicada entre Buenos Aires y el segundo delta del río más grande de América del Sur, Tigre comenzó como una pequeña ciudad con iglesia en 1678, y desde entonces, se ha convertido en una ciudad donde se navega y se cosecha yerba mate, donde los niños van a la escuela en ferrocarril y se entregan alimentos cruzando las aguas. Toma un paseo en bicicleta por la explanada del Paseo Victorica, recorre los cafés, el Museo Naval, el Museo de Arte de Tigre y los clubes de remo. Consejo para un viaje sostenible: Pasea en kayak por la Reserva Natural Delta Terra, una forma ecologica para ver nutrias de río y mirlos.

Giethoorn, Países Bajos

Las marismas que rodean a Giethoorn fueron fuentes importantes para la recolección de turba y musgo, y su sistema de canales se utilizó originalmente para transportar a los agricultores locales y sus cultivos a lo largo de la ciudad. Hoy en día, la "Venecia holandesa" ha logrado preservar su encanto de cuento de hadas. En este pueblo, que no tiene automóviles, se observan cabañas con techo de paja, restaurantes frente al mar y museos junto al canal. No te olvides de visitar la excéntrica y maravillosa colección de conchas de caracol en el Museo Gloria Maris. Consejo para un viaje sostenible: cuida los canales pintorescos de Giethoorn remando por la ciudad o alquilando un barco eléctrico en lugar de una moto que consume mucha gasolina. Visita en temporada intermedia, entre abril y septiembre, para prevenir el sobreturismo, sin dejar de aprovechar el clima agradable para navegar.

Costa de Oro, Australia

Ubicada entre la isla South Stradbroke y un cordón arenoso del Océano Pacífico, la Costa de Oro de Australia humilla a Venecia con sus más de 386 km de canales, además de ríos, lagos y playas aptas para el surf. Prueba hacer paddle surf en el estuario de Currumbin Creek, y disfruta de las arenas tranquilas y vistas despejadas del Pacífico. Desayuna en Easy House Vegetarian en Mermaid Waters, luego toma un bote hacia Mermaid Beach para asistir a clases de Pilates o minigolf. Visita en septiembre para presenciar el Beach Rugby Australia Festival en Kirra Beach, Coolangatta. Consejo para un viaje sostenible: Plastic Free Gold Coast organiza las limpiezas de playas locales y promueve negocios ecológicos como el café Ocean 4218 y Water3, una red de estaciones de recarga de agua de alta tecnología que se encuentran en toda la ciudad.

Seguir leyendo